La Flauta

Hoy hablaremos de un instrumento que siempre ha sido conocido por su dulce emisión de sonido, la flauta. Entra dentro de la categoría de viento madera, aunque actualmente no está fabricado con este material. Se le han dedicado obras en exclusiva a este instrumento solo por el sonido tan bonito que es capaz de transmitir. Al mismo tiempo no es oro todo lo que reluce, el flautín es lo más estridente que puedes escuchar en tu vida. El hermano pequeño de la flauta puede causar (y ha causado) sordera aguda en sus ejecutantes. Vamos a aprender un poco más acerca de estos instrumentos en este post.

 

Historia de la flauta

Las flautas han existido desde tiempos prehistóricos. Todo comenzó con un hueso de oso con dos agujeros, descubierto en Eslovenia. Las flautas fueron utilizadas por los sumerios y los egipcios hace miles de años. Algunas flautas egipcias antiguas han sobrevivido, preservadas en tumbas por el clima árido del desierto.

Los antiguos griegos usaban una variedad diferente de flautas, que sería lo asemejado a lo que hoy llamamos flauta travesera. Pero este instrumento fue más popular en India, China y Japón. Con el paso del tiempo, las flautas traveseras se extendieron desde el Imperio Bizantino a Alemania, luego aparecieron en España y Francia por el siglo XIV.

Durante el Renacimiento, las flautas traverseras estaban hechos de madera  consistían en cilindros de madera de varios tamaños, típicamente hechos de madera de boj, con un tapón de corcho en un extremo y seis agujeros para los dedos. A finales del siglo XVII, la familia Hotteterre, que destacaba como fabricante de instrumentos musicales rediseñó la flauta travesera. La flauta constaría hasta el día de hoy en tres partes. A partir de 1760  hasta ekl 1800 se le iban agregando llaves para que la flauta ampliara su registro. Pero no fue hasta finales del siglo XIX que Theobald Bohm modificó una versión de flauta que todavía hoy se utiliza.. Bohm cambió la posición de los agujeros y aumentó su tamaño, añadió nuevos mecanismos y convirtió a la flauta en lo que hoy conocemos.

En esta presentación se ve la evolución de la flauta de una forma muy visual.

Estudio

Las notas más graves de la flauta se obtienen  abriendo los agujeros laterales. Con esto se acorta la columna de aire y el sonido grave suena más “fácil”. Para lograr notas más altas, se puede forzar la columna de aire hasta hacer sonar su segundo armónico, hasta una octava de la fundamental. Esto se logra mediante un proceso llamado “soplado excesivo” de la flauta, y las notas producidas se dice que están en el “registro superior” de la flauta. Para conseguir esto se necesita aumentar la velocidad de la corriente de aire. Además neceistas hacer, “rodar” los labios hacia el borde  de la boquilla. Todo esto se reduce a que es muy importante hacer notas tenidas para tener control del sonido y así poder hacer gran variedad de registros. Es más importante que hacer cromatismos. Por lo que se debe empezar controlando embocadura y emisión de sonidos.

El sonido

El sonido de la flauta es muy dulce y melodioso. Esto convierte a este instrumento en solista en casi todas las obras de banda y orquesta. Es capaz de transmitir miles de sensaciones en un segundo. Por otro lado, existe el flautín, es una flauta en miniatura, como su nombre indica. Su sonido es 20 veces más agudo que el de la flauta travesera y se debe de tener gran dominio de la flauta para hacer sonar bien el flautín.